¿Es posible no trabajar cuando eres emprendedor y estás de vacaciones? por Carlos de la guardia romero

Reposteado por : Carlos de la guardia romero

Con estas primeras líneas posiblemente ya intuyes mi respuesta. Parece ser misión imposible. Para no argumentar demasiado desde un punto de vista propia, voy a buscar la forma cómo hacerlo.

vacaciones emprendedorDerechos de foto de Adobe Stock

Cómo irse de vacaciones sin trabajar mientras tanto

¡No puede ser tan complicado! Y sinceramente creo que no lo sea. El hecho de que tenga siempre la sensación de que el universo se haya aliado para que no pueda relajar complemente en estas fechas es sobre todo culpa mía. Te cuento.

  1. Falta de planificación de tareas que tienen que realizarse en mi ausencia.
  2. Falta de precaución intuyendo todo lo que podría salir mal para tener cubiertos estos escenarios.
  3. Y sobre todo. Falta de ser consecuente a la hora de tomarse el tema de vacaciones en serio.

Es todo cuestión de tomarse el tema de descanso en serio. La gran mayoría de las personas suelen tener el problema al revés. Una gran parte de los emprendedores somos adictos al trabajo.

Por qué no pasa nada si trabajas en tus vacaciones

Alguien sabio dijo en algún momento que si estabas esperando todo el año para que llegasen las vacaciones algo tenía que ir mal en tu vida. A los emprendedores nos gusta trabajar. Es más, la mayoría del tiempo ni lo llamaríamos así.

Las vacaciones son el momento perfecto para relajar trabajando. Haces lo que realmente te apetece hacer. Es cierto que hay ocasiones donde tienes que gestionar asuntos no tan bonitos. Lo importante es mantener la calma siendo consciente que al final nunca es tan grave el asunto.

En vez de sentirse mal por trabajar en tus vacaciones me gusta pensar que forma parte de las mismas. ¿No se supone que puedes hacer todo lo que te gusta pero no sueles tener nunca suficiente tiempo para hacerlo? Pues eso…

PD: el emprendedor con familia tiene que tener en cuentas las necesidades de sus seres queridos durante las vacaciones. Hay que hacer pequeños sacrificios para un premio mucho mayor que tú mismo. La felicidad de las personas que más te quieren. Aun así siempre tendrás tiempo para dedicarle algo de tiempo al “trabajo”.


Source: Marketing Guerrilla