Una semana con un móvil con 13.000 mAh de batería: probamos el Ulefone Power 5 por Carlos de la guardia romero

Reposteado por : Carlos de la guardia romero

Una semana con un móvil con 13.000 mAh de batería: probamos el Ulefone Power 5

Estamos muy acostumbrados a ver llegar al mercado móviles que se mueven en la franja de los 3.000 mAh de batería, algo menos acostumbrados a los de 4.000 mAh y los de 5.000 mAh nos parecen auténticas rarezas. Pero hay otros teléfonos, como este Ulefone Power 5 con el que hemos pasado una semana, que juegan en una liga completamente distinta. Una para un tipo de usuarios diferente.

El Ulefone Power 5 pertenece a esa línea de teléfonos con súper baterías. 13.000 mAh se alojan en el interior de un teléfono que ni es estético ni es delgado, y ni mucho menos es ligero. Pero cumple a la perfección con la función para la que fue construido, la de tardar mucho tiempo en quedarse sin batería. Y cuando decimos mucho, es mucho. Así que, si nos acompañáis, os contaremos qué tal fue nuestra experiencia de uso. Pero antes, las especificaciones.

Ulefone Power 5, especificaciones técnicas

Ulefone 5 Power

Pantalla

6 pulgadas
FullHD+ y 18:9

Procesador

Helio P23 a 2GHz
GPU Mali G71 MP2

RAM

6GB

Almacenamiento

64GB

Cámara trasera

21 megapíxeles
5 megapíxeles
Vídeo FullHD a 30fps

Cámara frontal

8 megapíxeles
5 megapíxeles
Vídeo FullHD a 30fps

Batería

13.000 mAh
Carga rápida
Carga inalámbrica

Conectividad

4G
WiFi ac
GPS
USB tipo C
Lector de huellas lateral

Sistema

Android 8.1 Oreo

Dimensiones y peso

169,4 x 80,2 x 15,8 milímetros
330 gramos

Precio

226 euros

Cuando llegas a olvidar que tienes que cargar el móvil

Ulefone GrosorUlefone Grosor

El Ulefone Power 5 no es un móvil muy estético, pese a que tiene algo que te hace mirarlo con buenos ojos. Las dimensiones y el peso juegan, sin duda, en su contra. Un “monstruo” con casi 16 milímetros de grosor y que pesa 330 gramos, el más claro equivalente sería unir dos teléfonos corrientes con cinta americana espalda contra espalda y meterlos en nuestro bolsillo. Literalmente, pesa el doble que muchos otros teléfonos, y con su grosor ocurre exactamente lo mismo.

Pero en esa sobredimensión esconde su gran ventaja, aquello para lo que fue construido. Su gigantesca batería de 13.000 mAh suple prácticamente todas sus carencias porque este Ulefone Power 5 es de todo menos un teléfono para todos. Es para llevarlo en el coche, para tenerlo en el escritorio, para que sirva como módem externo o para irnos con él a pasar unos días a un bosque muy profundo. Aguantará encendido sin problemas casi todo lo que le echemos, y eso es exactamente lo que hemos experimentado con su uso. Aunque, todo hay que decirlo, tampoco es que su volumen invite a tenerlo mucho tiempo en la mano.

Cuatro días con uso normal, dos días con uso intensivo. Con un teléfono de 13.000 mAh te olvidas del cargador, casi literalmente.

Con 13.000 mAh en el bolsillo, uno puede salir de casa sin problemas en cualquier momento, sin miedo a que el teléfono apague la pantalla para siempre, o hasta que lleguemos a un enchufe. Durante todas nuestras pruebas lo hemos sometido a distintos tests, desde un uso normal como al de cualquier otro teléfono de nuestra propiedad, hasta a someterlo a más estrés para ver de qué es capaz en situaciones más extremas. Los resultados han sido abultados en todos ellos.

Usar el teléfono como si fuera nuestro, consultando notificaciones, escribiendo algún correo, gestionando redes sociales y haciendo alguna fotografía, e incluso jugando a algún juego no demasiado exigente, ha hecho que el Power 5 de Ulefone llegue a estar cuatro días encendido. Cuatro días, a un ritmo aproximado de 4 horas diarias de pantalla. Aproximado porque, id vosotros a saber, el fabricante ha decidido que el teléfono no mostrará las horas de uso en su configuración. No hay forma de saber cuánto tiempo lo hemos estado usando, sólo podemos mirar qué consume más o menos, y cuánto tiempo le queda encendido.

El cargador inalámbrico del Ulefone Power 5El cargador inalámbrico del Ulefone Power 5 El cargador inalámbrico del Ulefone Power 5

Cuatro días dan para mucho, incluso para olvidarnos de cargarlo cuando la batería llega a su fin. Pero claro, cuando el último 10% del teléfono te aguanta sin problemas varias horas más de uso, la percepción sobre la necesidad de tener cerca un cargador cambia por completo. A su favor tiene, además, que cuenta con carga rápida. Carga rápida para una batería de 13.000 mAh, sólo hay que hacer las cuentas. Devolver el 100% de batería al teléfono nos lleva unas 4 horas, aproximadamente, con un cargador rápido de 20W. Y si lo necesitamos, también hay pad de carga inalámbrica para que repose durante la noche, o en el escritorio cerca de nuestro ordenador, cuya carga es mucho más lenta. Aproximadamente entre 6 y 7 horas.

Si la opción que tomamos es la de exprimir el teléfono para que nos dé todo lo que pueda darnos, el Ulefone Power 5 es capaz de soportar un par de días con solvencia, y de llegar a la noche del segundo día aún con un 10 o 15% de autonomía restante. Durante un fin de semana lo sacamos de casa un promedio de 12 horas, de la mañana a la noche, y lo sometimos a las inclemencias de la cobertura 4G, haciendo un uso intensivo de los datos y llegando a ver series en él. Cuando se está fuera de casa no es tan fácil pillar una WiFi como parece. Resistido. Sábado fuera, domingo fuera, batería restante a la noche.

Todos los calificativos que se le puedan poner se quedan cortos. Sacrificamos diseño y comodidad para obtener un teléfono nuclear que podría haber sido aún más impresionante de tener un procesador menos “tragón”. Convendremos que un Helio P23 no es el chip más económico del mundo, energéticamente hablando. Tal vez no sea un teléfono muy bonito, pero si lo que necesitamos es mucha autonomía, el Power 5 va más que sobrado en este aspecto. Pero es que, además, el teléfono hace otras cosas, y no las hace demasiado mal.

Potencia media para una autonomía nuclear

Ulefone Power 5Ulefone Power 5

No las hace demasiado mal porque la pantalla se porta bien en cuanto a brillo, sin tener ese punto extra ideal para usarlo en la calle, y también en limpieza y ángulos de visión. Poco que reprocharle a la representación de color, viva pese a ser una LCD y suficiente en resolución, FullHD+ y 6 pulgadas, para no mostrar bordes de sierra ni pixelados. Un buen panel para un teléfono con un precio medio, y que no es en pantalla donde debe destacar.

Los 6GB de RAM que aterrizan con el Ulefone Power 5 ayudan a que el procesador, el Helio P23 que mencionábamos antes, funcione algo más suelto. No nos libramos con esto de que haya alguna congelación de vez en cuando, sobre todo cuando el teléfono ha de volver desde un reposo y se muestra renqueante cuando le solicitamos un desbloqueo. No pasa mucho, pero pasa, y es donde se aprecia que no es un procesador diseñado para dar un gran rendimiento. Aunque cumple, que no es poca cosa.

Nada destaca en el Ulefone 5 Power salvo su batería. El resto del teléfono es de complexión media, aunque cumple.

Con las cámaras es donde nos encontramos con la sensación más rara. Dos juegos dobles, uno en la espalda y otro en el frontal, que no ofrecen otra cosa que zoom óptico. No hay modo retrato, no tenemos desenfoque, pero podemos acercar el teléfono con un zoom de dos aumentos. Algo que puede resultar útil en la espalda, pero que parece algo accesorio en el frontal. Ganamos selfies más cercanos pero, ¿realmente para qué? En cuanto a rendimiento, bien de día, regular de noche, buen rango dinámico y bien a la hora de definir los bordes y mostrar el color. Una cámara, o cámaras, de rango medio, sin mucho más que añadir.

No queremos dejar pasar el tema de sonido, que también cuenta, y en el que el Ulefone Power 5 destaca. Tal vez por contar con un buen cuerpo que hacer funcionar como caja de resonancia, pero estamos ante un teléfono que no sólo tiene buen volumen sino que además lo emplea bien, sin estridencias hasta la zona final de la barra y con buenos graves para contar con únicamente un altavoz. Buen trabajo de Ulefone aquí, también en materia de auriculares. Y eso que Android 8.1 Oreo, casi sin aditivos aquí, no echa una mano demasiado importante a la hora de aprovechar los ajustes.

Ulefone Power 5, la opinión de Xataka Android

Ulefone 5 PowerUlefone 5 Power

Como hemos recalcado en varias ocasiones, el Ulefone Power 5 no es un teléfono para todos los públicos. Probablemente tampoco pretenda serlo, pues no encaja en los gustos generales ni por diseño ni por dimensiones, y por supuesto tampoco por peso. Es un ladrillo, sin que sirva esto como eufemismo ni metáfora. Un auténtico ladrillo que cumple a la perfección con la función para la que fue diseñado: estar mucho tiempo encendido.

Si lo que buscas es autonomía, y no te importa sacrificar diseño o ergonomía, tal vez el Power 5 de Ulefone sea para ti

Con el día a día notamos que estamos ante un teléfono situado en el nivel medio de rendimiento, incluso un poco por debajo pese a sus memorias. Un teléfono que solventa el uso sin problemas, que ejecuta todas las tareas aunque el procesador nos obligue a frenar de vez en cuando, y que sirve tanto para trabajar como para el ocio. Bien en pantalla, bien en fotografía, bien en sonido, y extremadamente sobresaliente en autonomía.

Si lo que buscas es eso, un teléfono cuasi-nuclear, el Ulefone Power 5 debe estar entre tus alternativas. Pero ojo, sabiendo perfectamente qué es lo que sacrificas a cambio de sus 13.000 mAh de batería. Cuatro días de autonomía, tres para los más exigentes, dos para los auténticos ‘heavy users’ de un teléfono móvil. Salir de casa sin batería externa o cargador y sentir tranquilidad. Para eso está hecho el Ulefone Power 5. Tal vez en otras cosas cojee y no sea el teléfono más bonito del mundo, pero a energía pocos le ganan. En eso, cumple sobradamente.


La noticia

Una semana con un móvil con 13.000 mAh de batería: probamos el Ulefone Power 5

fue publicada originalmente en

Xataka Android

por
Samuel Fernández

.


Source: Xataka android